Asociación Rural del Paraguay

El porvernir de la patria está en el campo

Destacadas

Alertan sobre escalada de invasiones de sectores que buscan instalar anarquía en el campo

Recomiendan a todos los productores, cerrar filas por la institucionalidad, confiando en las autoridades y no responder con violencia. 

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- “A esta altura de los acontecimientos, a nadie debería extrañas las informaciones acerca de nuevas invasiones y la actitud cada vez más violenta de los autodenominados campesinos sin tierra para sacar provecho del caos con la ayuda de referentes políticos interesados”, afirmó el presidente de la Comisión de Defensa de la Propiedad Privada de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Dr. Diego Torales.

“Lejos de encontrar solución al problema de la violación de los derechos de terceros, vemos cómo los violentos desafían a la ley, con la evidente intención de instalar un plan que apunta a desestabilizar la institucionalidad del país”, añadió.

El Dr. Torales se refirió especialmente a los últimos hechos que llamaron la atención por su virulencia, entre ellos la denuncia de custodios de la reserva natural Campos Morombí, de Canindeyú, acerca de una agresión con disparos de armas de fuego por parte de supuestos campesinos que, de acuerdo a los datos, tenían la intención de robar animales vacunos, como parte de una práctica habitual que incluye la deforestación irracional de árboles protegidos por leyes ambientales.

El caso se suma a otras invasiones registradas en la región con su carga de violencia y destrucción, como por ejemplo las de Guahory, Ganadera Pindó y la familia Strecker, que libran una lucha aparte para recuperar sus dominios, mientras resignan la pérdida de valiosas especies de madera, animales vacunos, maquinarias, implementos de trabajo e incluso la vida de productores, como ha sucedido en Guahory.

Las crónicas policiales señalan que en el reciente ataque producido en Campos Morombí falleció un animal de raza y otros dos ejemplares de mucho valor resultaron heridos por disparos de armas de fuego.

“Recomendamos a los propietarios afectados, y, en general, a todos los productores del país, cerrar filas y hacer causa común con la institucionalidad, confiando en las autoridades y no responder a la violencia con violencia”, afirmó el Dr. Torales.

Señaló que, mientras esto ocurre, la Asociación Rural del Paraguay seguirá golpeando puertas pidiendo justicia y asistiendo en sus necesidades a los perjudicados.

“No debemos despegarnos ni un milímetro de la majestad de las leyes de la República, como sustento del Estado de Derecho por el cual apostamos como única garantía de paz”, puntualizó el Dr. Torales.