Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

La Regional Canindeyú de la ARP donó 225 kits alimentarios con la valiosa ayuda de productores agrícolas

Las familias beneficiadas, no ocultaron su satisfacción porque la mayoría de ellas ya están con problemas económicos por la falta de trabajo.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- Familias necesitadas de la localidad de La Paloma del Espíritu Santo, Departamento de Canindeyú, se vieron gratamente sorprendidas con el arribo de un grupo de dinámicos directivos y socios de la Regional Canindeyú de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), con un cargamento de víveres de primera necesidad que se encargaron de repartir en esa zona, como parte de la cruzada "Solidaridad Ganadera" por la crisis sanitaria, que en esta ocasión contó con la valiosa ayuda de la Asociación Paraguaya de Soja (APS) y de otros productores de granos de la región.

“Con la carne obtenida de los animales donados por miembros de la Regional Canindeyú logramos preparar 225 kits alimentarios, de 17 kilogramos cada uno, que fueron distribuidos a familias vulnerables de barrios aledaños a La Paloma, quienes no ocultaron su satisfacción porque la mayoría de ellas ya están con problemas económicos por la falta de trabajo”, expresó el Vice Presidente 1º y Presidente en ejercicio de la Regional Canindeyú, Sr. Nelson Cardozo.

Extendió sus agradecimientos a los productores agrícolas de la región, “porque no dudaron en hacerse presentes con sus aportes en este momento tan sensible para todos”, y citó expresamente al Molino Harinero Capici por la molienda gratuita de centenares de kilos de trigo para obtener harina, que fue incluida en los combos de alimentos.

“Quiero aclarar que esta es una nueva partida de donaciones, que se irá extendiendo pues otros socios se han comprometido a seguir con la campaña de Solidaridad Ganadera en sus respectivos distritos”, recalcó el directivo rural.

Varias Regionales de la ARP, unidas en espíritu patriótico, han donado en estos días partidas de víveres y carne a familias de localidades instaladas en sus respectivos entornos geográficos, en una muestra de solidaridad ganadera llevada a la práctica en el marco de la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional.