Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Involucramiento de la ARP en el Pilcomayo permite alimentar de agua a importante sector productivo del Chaco

El gremio rural procura instalar conciencia colectiva acerca de la necesidad de luchar por la sobrevivencia de la producción y las poblaciones ribereñas, que cada año pasan penurias por la falta del líquido vital.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- La imagen perturbadora de millares de yacarés y otros tipo de animales silvestres rendidos por la falta de agua en el sector paraguayo de la cuenca del Pilcomayo registrado hace unos años pasará a la historia, luego de que la Asociación Rural del Paraguay (ARP) decidiera en Comisión Directiva el involucramiento institucional para ayudar al río a recuperar su antiguo vigor, debilitado por la acumulación descontrolada de sedimentos, dotando de esa forma de alimento vital a la producción, y con ella la vida laboral para millares de familias asentadas en la amplia región occidental de nuestro país, fronterizo con Argentina. 

La ARP cuenta actualmente con voz en la Comisión Nacional del Pilcomayo a través del Dr. Eusebio Manuel Cardozo, quien oficia de representante del sector productivo y, a través de esta instancia, busca instalar en el seno de la Comisión el sentimiento de pertenencia sobre el río y ayudarle a captar la porción de agua que le corresponde a nuestro país como condómino –junto con Bolivia y Argentina- de los derechos compartidos del Pilcomayo.

El principal problema instalado de forma crónica en la cuenca hídrica ubicada dentro de territorio paraguayo es la acumulación sistemática de sedimentos, especialmente arena y materiales orgánicos, y la necesidad impostergable de establecer un esquema de limpieza sostenido para que el líquido se desplace sin más oposición.

“Desde el primer momento que se ha asumido parte de la posta de trabajo en el Pilcomayo, la ARP se puso los pantalones y obró en consecuencia. Esto es, procuró instalar conciencia, especialmente a nivel de gobierno central, acerca de la necesidad vital de conservar estas aguas para la sobrevivencia de la producción, y con ella de muchos poblados, entre ellos asentamientos indígenas, que cada año pasaban penurias por la falta de líquido en el lecho del río”, afirmó el Dr. Cardozo.

Declaró que, desde entonces, la situación ha variado sustancialmente, en primer lugar debido a que la limpieza oportuna y abarcante de la zona de la embocadura, dentro de territorio argentino, permitió el acceso de agua al Paraguay.

“Un detalle no menor es el nombramiento del Ing. Arturo Niedhammer como Director de la Comisión del Pilcomayo, porque se trata de una persona que conoce a profundidad el tema, y en los pocos meses que se encuentra en el cargo ha demostrado que, por fin, la situación del río se puede encauzar definitivamente, para el bien de la biodiversidad, de los productores y del país en general”, apuntó el Dr. Cardozo.

Añadió que la ARP acompaña de cerca las actividades del Ing. Niedhammer, pensando en primer lugar en el Paraguay.

“Ahora mismo se está desplazando sin mayores dificultades agua del río en el sector de General Díaz, un sector tradicionalmente problemático por la acumulación de sedimentos y los accidentes del terreno, pero creemos que mediante el esfuerzo conjunto y la unidad gremial podremos decir en algún momento que ya no faltará líquido en el Pilcomayo, incluso en las problemáticas épocas de aguas bajas del verano”, recalcó el Dr. Cardozo.