Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Leche paraguaya a mercados exigentes

La ganadería nacional tiene potencial para proveer leche saludable a mercados competitivos.

La ganadería del Paraguay no tiene nada que envidiar a los mejores centros de producción de leche porque cuenta con el potencial adecuado, a lo cual se suman valores agregados fundamentales como la calidad de la tierra, agua y medio ambiente” expresó Erno Becker, presidente de la Cámara Paraguaya de Industriales Lácteos (Capainlac), en el contexto de la 12º Congreso Panamericano de Lechería realizado en la Conmebol, Luque.
Becker resaltó el avance que experimenta la ganadería lechera paraguaya en todos los órdenes, entre ellos en la aplicación de tecnología y genética, mejoramiento de infraestructura y adaptación provechosa de fórmulas exitosas de otros países, a lo cual se agrega la mano de obra calificada y la existencia de mercados competitivos que aprecian la producción nacional.
 
Convocan a Jóvenes
Un tema expuesto con repitencia es la necesidad de asegurar el recambio generacional en la actividad lechera, y en ese contexto los expertos comprometieron la capacidad y la inteligencia de los jóvenes para sostener la actividad, que ofrece múltiples beneficios directos y contribuye a evitar la emigración y la sobrepoblación urbana en busca de otros horizontes laborales.
El evento contó con la participación de destacados especialistas quienes, a su turno, desarrollaron una agenda calificada de referencial para el mejoramiento de la calidad y volumen de la producción de leche en la región, satisfaciendo el incremento geométrico de la demanda de alimentos en el mundo.
La “Declaración de Asunción”, dada a conocer en el tercer y última día de la conferencia, señala que América posee cerca de un tercio de la tierra apropiada para una expansión sostenible en el mundo, es decir, tierras con un alto potencial agroecológico, a más de las mayores reservas de agua dulce y conocimientos agropecuarios de avanzada.
“En consecuencia, y tal como afirmaron los especialistas, a través de sus exposiciones durante el congreso, es un momento muy promisorio para la lechería de la región. En esta situación, es de destacar que el sector cuenta con las capacidades para aprovechar las oportunidades que surgen de las necesidades globales y futuras de alimentos”, dice la conclusión de Fepale (Federación Panamericana de la Leche).
El documento fue suscrito por los representantes de las delegaciones presentes de Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.
“Estamos muy contentos por la aprobación que hemos tenido de todos los participantes, en especial de los actores calificados, que participaron en todas las conferencias anteriores”, dijo Erno Becker.
El nuevo presidente de Fepale, el costarricense Bernardo Mocaya, dijo que los desafíos se enfocan en adelante en satisfacer la demanda mundial de alimentos, acompañar la sucesión de la actividad a manos de las nuevas generaciones y que la lechería no tenga que competir con otras actividades atrayentes actualmente para los jóvenes.
 
Sector fundamental
El documento exhorta a los gobiernos a considerar a la lechería como un sector fundamental de las economías, tomando en cuenta el aporte de la actividad al desarrollo social, productivo y territorial de los países productores.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la media de consumo anual de leche por persona debe ser de 150 litros. Paraguay se encuentra aun entre los países de menor consumo, con un promedio de 90 litros por persona.
El Viceministerio de Ganadería, órgano rector de la actividad pecuaria nacional, presentó recientemente el Plan Nacional para el Desarrollo Sostenible de la Cadena Láctea, que contiene una serie de acciones y estrategias para el desarrollo del sector y busca involucrar a los pequeños productores no sólo en la cadena productiva sino en el consumo, para el mejoramiento de la dieta familiar.