Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Uso del ADN contra el abigeato

 Demuestran que es posible desalentar el robo de ganado con alta tecnología. San Pedro del Ycuamandyyú (ARP) - "Fiscales, policías y productores pueden cambiar la historia de la lucha contra el abigeato en el país. Para ello es importante trabajar unidos y tener muy en cuenta la invalorable ayuda que les ofrece la tecnología moderna” afirmó la doctora Graciela Russomando, del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud, durante una charla magistral ante autoridades fiscales, policías y propietarios de establecimientos ganaderos del departamento de San Pedro.
La técnica se refería específicamente a la utilización del ADN en la investigación de casos sospechosos de hurto de ganado (abigeato). El tema fue en seguimiento de un proyecto referencial de la Asociación Rural del Paraguay, que el año pasado prometió a los productores pecuarios apostar todo lo que esté al alcance institucional para garantizar la propiedad y los bienes privados, en vistas a la escasa o nula presencia del Estado en el tema seguridad.
“Con esta iniciativa le estamos ofreciendo asistencia y ayuda a la sociedad, porque queremos que se respete la propiedad privada”, dijo la Dra. Russomando.
Básicamente, a la charla de contexto le siguió una exposición referente al marco de acción que deben atender los peritos fiscales y la Policía en el momento de una intervención por un supuesto caso de abigeato.
En ese sentido, se hizo hincapié en la necesidad de que las personas vinculadas a este tipo de trabajo estén lo suficientemente adiestradas (capacitadas) para llevar a un buen término la investigación, ya sea estableciendo la procedencia correcta de los animales, determinar eventualmente culpables, dejar un precedente de justicia, dar garantía y brindar seguridad a los propietarios, entre otros beneficios de la investigación exitosa.
Los agentes fiscales y policiales aprendieron cómo deben manejarse los elementos para levantamiento de evidencias, como por ejemplo el uso de frascos estériles para recolección de orina, bisturís, alcohol, hisopos de algodón, sobres de papel, bolsas de plástico, etiquetas, guantes y líquidos conservantes.
En todos los casos, los materiales deben mantenerse estériles, lo cual quiere decir libres de contaminación, para garantizar un buen resultado, explicó.
Aunque las charlas se realizan en cualquier punto del país, se optó por priorizar las zonas o regiones donde abundan las denuncias de hurto de ganado, con lo cual se busca enfrentar el flagelo a partir de sus orígenes, tras lo cual se buscará establecer una hoja de ruta para realizar réplicas en base a experiencias exitosas.
Algunas de estas experiencias con resultados alentadores fueron expuestas en la charla-taller, que se realizó en el local de la cooperativa La Norteña Ycuamandyyú Ltda.
En resumida síntesis, se trata de instalar una técnica sencilla y altamente eficiente para determinar rastros certeros que lleven a identificar un animal sospechado de ser víctima de abigeos.
Para ello se realizan procedimientos que no requieren precisamente la intervención de un experto, pero sí de personas debidamente capacitadas para consumar procedimientos adecuados para determinar evidencias clave en la investigación fiscal, como por ejemplo la coincidencia de perfiles (si las muestras analizadas corresponden al mismo animal y, esencialmente, si hay o no coincidencia), y de genotipos (la especificación de microorganismos).
La coincidencia de genotipo entre dos o más muestras implica que se trata del mismo animal, lo cual establece una base de imputación fiscal teniendo en cuenta la evidencia aportada por la tecnología (en este caso el ADN extraído en el procedimiento fiscal), lo cual se califica como irrefutable.
La Dra. Russomando brindó detalles de intervenciones exitosas realizadas en nuestro país, sin mencionar nombres, y haciendo hincapié en la necesidad de concertar una fórmula de trabajo eficiente en base a un criterio unificado entre la Fiscalía, la Policía y los propietarios de establecimientos, sin discriminación entre víctimas de abigeato o potenciales perjudicados por el flagelo.
La jornada fue acompañada en todo momento por el directivo de la ARP, Dr. Silfrido Baumgarten, quien comprometió la asistencia y el acompañamiento permanente de la Asociación Rural del Paraguay, la Regional San Pedro de la ARP y su persona para el éxito del emprendimiento.
Asistieron igualmente el fiscal de San Pedro, abogado David Balta Martínez; el jefe de Policía, comisario principal Mario Medina; y el señor Marcos Maldonado, miembro de la Regional San Pedro de la ARP, entre otros.
Al final de la charla, la Dra. Russomando puso a disposición de todos los interesados el trabajo que realiza el IICS, específicamente el Departamento de Biología Molecular y Genética, para determinar casos sospechosos de abigeato por medio del ADN.
El teléfono habilitado es el 021-424520, y la dirección electrónica: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
¿Qué es el ADN?
La molécula de ADN (ácido desoxirribonucleico) es la portadora de toda la información genética que pasa de una generación a la siguiente, y contiene todas las instrucciones necesarias para la formación de un organismo nuevo, así como para el control de todas las actividades de las células durante el tiempo de vida del organismo.
Está presente en todos los seres vivos, desde virus y bacterias hasta plantas y animales.
En los organismos superiores, el ADN es único e invariable -a lo largo de toda la vida para cada individuo de cada especie.
Esta característica es lo que se conoce como “huella genética” y es la base de los estudios de identificación de individuos.
Salvo unas pocas excepciones (glóbulos rojos en mamíferos, por ejemplo), todas las células de un organismo vivo tienen ADN. Gracias a ello es posible extraerlo a partir de cualquier muestra biológica.
Este ADN permite también conocer el parentesco y la disposición a muchas enfermedades.