Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Líder indígena de Vy’a Renda afirma que con ayuda de la ARP salen de la pobreza

Isidro Fernández, lider indígenaHace apenas un par de años, Vy’a Renda ni siquiera figuraba en el mapa.
Era un sitio perdido en un rincón lejano del departamento de Concepción, con un conglomerado de familias en la miseria que peleaban por la sobrevivencia.
Hoy día, la situación cambió radicalmente.
Las familias han aprendido la cultura del trabajo y están llegando al autosustento mediante la actividad sustentable y sostenida con protagonismo activo de la iniciativa público-privada.
En Vy’a Renda confluyen en torno a un mismo ideal la Gobernación departamental, Senacsa, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, la Regional de la ARP, la Embajada de los Estados Unidos de América y el Banco Familiar, con el timón direccional de la Asociación Rural del Paraguay.
“Con la ayuda de la ARP estamos superando la pobreza. Ahora tenemos leche todos los días para los niños que nos dan seis vacas, más otras 14 que estamos criando para dar también carne”, dice el líder de la comunidad ava guaraní, Isidro Fernández.
La figura de Fernández saltó en la consideración pública luego de que trascendiera el rechazo generalizado a carne ofrecida por el EPP obtenida del secuestrado ganadero Fidel Zavala.
El gesto, considerado una cátedra de ética, movió la sensibilidad de la gestión pública y privada, que realizó un formidable trabajo de concienciación y capacitación de las familias indígenas, quienes actualmente pasan sus días con una rutina de trabajo que rinde frutos.
A más de vacas donadas por la ARP en la persona del presidente de la entidad, Dr. Juan Néstor Núñez, la comunidad cuenta con pastura artificial y un sector dedicado a la agricultura, donde producen variedades de maíz, poroto, mandioca y zapallo.
Este año, acaban de consumir los frutos de la primera cosecha, y ahora aprestan el suelo para la segunda siembra.
Tienen materia prima, ambiente y agua saludables.
“Agradecemos mucho a las autoridades que vienen a saludarnos y traernos ayuda”, señala Fernández, mientras sostiene un par de libros donados por el MEC.
“Necesitamos más atención a nuestra escuelita, que carece de las comodidades y materiales didácticos elementales”, sostiene tras comprometer una presencia más activa del Ministerio de Educación.
La salud es otra materia pendiente.
Para casos puntuales, los nativos deben trasladarse a un modesto puesto sanitario ubicado en Hugua Ñandu, a unos 30 kilómetros de distancia. Abunda la parasitosis y la atención materno-infantil está bastante descuidada, revelan madres de familia.
El recuento de lo malo y lo bueno arroja resultado positivo en cuanto a la experiencia de trabajo y de vida en la renovada Vy’a Renda.
La fórmula contra la pobreza se busca replicar ahora en otras 23 comunidades esparcidas en el extenso territorio y después expandirla a todo el país.
Se trata, en síntesis, de una experiencia de trabajo conjunto con una visión unificada que tiene resultados a la vista, para satisfacción de sus propulsores, capitaneados por la Asociación Rural del Paraguay.