Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Destacadas

Voluntarias de ONG japonesa destacan la atención en salud y la calidad de vida de indígenas de Kambay

Durante la visita la CAS-ARP a través de la Asociación Pro Desarrollo 4 H Paraguay entregó aportes para iniciar el proyecto “Vacas lecheras para comunidades rurales” a cada uno de los líderes de la ATPO.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- Una jornada especialmente emotiva se vivió en la comunidad indígena Kambay, por la visita de miembros del Instituto de Educación Oceánica para la Paz Mundial con sede en Japón, que viajaron al pueblo territorial originario del Departamento de Caaguazú en respuesta a una invitación de la Presidenta de la Comisión de Acción Social de la Asociación Rural del Paraguay (CAS-ARP) y miembro de Gestión y Acción de FUNDARP, Sra. María Yolanda Moreno de Ruiz, acompañada por la Secretaria de la CAS-ARP Sra. Gladys Benítez de Guimaraes, y Don Rigoberto Gauto de la CAS-ARP, con el objetivo de mostrar la calidad de vida en salud que experimentan las familias del lugar y del extenso entorno –incluidas las poblaciones campesinas-a través de los servicios del Hospital Escuela Indígena “Tesãirã Rekávo”, construido durante la gestión del entonces Presidente de la ARP, Dr. Germán Ruiz Aveiro.

El eslogan de la Organización No Gubernamental japonesa es “Proteger las aguas del mundo”, y en ese contexto las técnicas de la ONG apreciaron la riqueza hídrica de nuestro país, donde está asentado el Acuífero Guaraní, una de las reservas de agua dulce más importantes del mundo.

Hiromi Tsubogo, Eri Iwaguchi, Setsuko Akiyama, acompañadas de la Sra. Ana Armoa fueron recibidas por el personal de planta del Hospital Escuela, y destacaron el esfuerzo que significó dotar al lugar de infraestructura moderna y de acceso sin restricciones, incluida la entrega gratuita de medicamentos.

“Parece Japón”, dijo Hiromi en la impecable sala de internados, tras resaltar el orden y la limpieza del centro sanitario, de cuya limpieza se encargan mujeres indígenas.

Al mismo tiempo se realizaba en la escuela de Kambay una jornada de capacitación a maestros en el marco del programa “La educación intercultural como base para el desarrollo sostenible de los pueblos indígenas del Paraguay”, dictada por la docente jubilada española María del Carmen Hidalgo, quien lleva el apostolado educativo con mucha pasión y entrega.

Las voluntarias japonesas fueron invitadas a participar brevemente de las charlas, y aprovecharon cierto momento para dirigirse a los docentes y señalar que otro objetivo de su visita al Paraguay es conocer detalles del pueblo guaraní.

Tomando como base la malla académica nipona, según la cual los japoneses provienen genealógicamente de una estructura genética guaranítica, las visitantes levantaron información de contactos con los lugareños.

“Son muy parecidos a nosotros”, señaló Setsuko al observar las características físicas, especialmente el rostro, de los mbya guaraní de Kambay, con quienes compartieron fotografías y destacaron el parecido.

“Hace unos 5.000 años, los guaraníes de Sudamérica ya recorrían por el mundo a bordo de embarcaciones construidas con mucho ingenio, y así fue que llegaron a Japón, donde se multiplicaron y crearon la raza nipona”, explicó en idioma español una de las voluntarias.

También visitaron la panadería y las 11 piletas de engorde de tilapias y pacú de esta comunidad.

A través de la Asociación Pro Desarrollo 4 H Paraguay, la Sra. Moreno de Ruiz y el Sr. Gauto entregaron los primeros aportes para iniciar el Proyecto “Vacas Lecheras para Comunidades Indígenas” a cada uno de los líderes de la Asociación Territorial Pueblos Originarios.

Este proyecto beneficiará a 211 familias indígenas y fue elegido como el número 1 en la Misión de Habla Hispana de Ostermundingen, Berna, Suiza desde donde es apoyado económicamente. La capacitación para los indígenas es impartida por técnicos paraguayos.

La administración de la parte financiera de este proyecto se realiza a través de una gentileza de la Fundación Moisés Bertoni.

La señora “Pelusa” Moreno de Ruiz ofició de anfitriona, y en tal carácter se encargó de informar de pormenores a los visitantes, entre ellos el señor Luis María López Benítez, compatriota formado en Estados Unidos y países de Europa, quien se ofreció a realizar una serie de videos sobre Kambay y las comunidades de la Asociación Territorial Pueblos Originarios (ATPO) con el objetivo de que sean exhibidos en nuestras redes sociales y en grandes cadenas internacionales de televisión.