Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Llevaron su apoyo a la gran fiesta y demandaron seguridad, trabajo y tecnología.

 

MARIANO ROQUE ALONSO (ARP) – Empleo de biotecnología, caminos asfaltados y seguridad para todos fueron solo algunas de las demandas que pequeños productores de diversos puntos del país hicieron sentir durante la ceremonia de inauguración de la XXXI Expoferia Internacional de Ganaderia, Agricultura, Industria, Comercio y Servicios realizada en la sede de la ARP.

Los productores de las pequeñas fincas arribaron procedentes de diversos lugares del país, especialmente de distritos productivos de los departamentos de San Pedro y Caaguazú.
Los trabajadores y sus familias escucharon los discursos pronunciados por el presidente de la Asociación Rural del Paraguay, Dr. Germán Ruiz Aveiro, y del ministro de Agricultura y Ganadería, abogado Enzo Cardozo, quienes destacaron una parte importante de sus expresiones para referirse precisamente a la importancia que tienen los pequeños productores en el desarrollo del Paraguay.
 
“Una gran fiesta”
Portando pancartas alusivas, las diversas organizaciones se instalaron en el amplio espacio del campo ferial donde se aprestaban para la exhibición animales vacunos, caballos y ovejas de diversas razas, seleccionadas de entre los mejores ejemplares que sortearon exitosamente las pruebas de admisión.
“Creo que es una fiesta como ninguna otra”, expresó emocionado el productor Marcial Chaparro, oriundo de San Isidro del Norte, zona de Yruvucuá, departamento de San Pedro.
Comentó que el mismo vino con su familia para ver lo que consideró la mayor muestra del trabajo, y señaló que regresará a su dominio más motivado que nunca para trabajar, perseverar en lo que hace y colaborar para engrandecer su zona y también el departamento.
Chaparro admitió que en San Pedro existe mucha pobreza, aunque reconoció que existe suficiente tierra para los que quieren trabajar realmente.
“Allí, lo que se cultiva germina; además, tenemos agua suficiente, pura y cristalina, y un medio ambiente totalmente puro y saludable”, indicó.
 
Un “ex sintierra”
Chaparro saltó a la consideración pública tras conocerse su antigua condición de “campesino sin tierra”, y luego de utilizar la violencia como sistema de presión social decidió dar marcha atrás, emprendió un nuevo futuro con trabajo y organización, y hoy día es un próspero emprendedor productivo con una chacra modelo donde cría gallinas, patos, ovejas, chanchos, cabras, guineas, gansos, peces y vacunos lecheros.
Los productores fueron agasajados por el presidente de la Asociación Rural del Paraguay, Dr. Germán Ruiz Aveiro, quien agradeció la muestra de aprecio y apoyo recibido, y prometió acompañarles siempre en sus planes y proyectos productivos.
Luego de observar el desfile de los animales campeones, expresaron su asombro por el extraordinario desarrollo logrado por el país en materia de genética y tecnología, y el futuro promisorio que le espera a la ganadería con su producto estrella: la carne paraguaya.
Consultada acerca de los sendos discursos pronunciados por el Dr. Ruiz Aveiro y el ministro Cardozo, la señora Adelia Sandoval, de la zona de General Resquín, dijo que le gustó escuchar que existe mucha esperanza de asistencia técnica para las pequeñas fincas.
“Nosotros nunca pedimos plata, lo que queremos es que nos ayuden a sacar frutos de la tierra con el trabajo organizado”, precisó.
En una expresión poco habitual en el sector campesino, cuestionó los subsidios alimentarios, a excepción de los otorgados ante eventos de emergencia, porque consideró que constituyen un vicio que, antes que beneficiar, a la larga perjudican a las familias pobres porque les resta iniciativa para generar trabajo