Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Estuvo a cargo del Padre Carlos Heyn, con presenscia de la imagen de la Virgen de Caacupe.

 

MARIANO ROQUE ALONSO (ARP) -- Directivos y miembros con sus familiares y el personal de la Asociación Rural del Paraguay unieron lazos fraternales en torno a la imagen de la Virgen de Caacupé, que repitió su tradicional visita a la ARP en el marco de una Expo, y dejó sus bendiciones a la gran familia rural.

La imagen, vestida de azul y engalanada con una corona dorada, es propiedad del periodista Fernando Gómez Scifo, quien también cada año suma su adhesión a la Expo con un aporte espiritual, que es muy importante para las personas teniendo en cuenta que con el correr del tiempo se van perdiendo las virtudes teologales y con ellas virtudes humanas como el propio humanismo, la solidaridad y el amor al prójimo, según el mismo lo afirma.
La celebración eucarística estuvo presidida por el reverendo padre Carlos Heyn, en un gesto que fue resaltado por los fieles presentes.
La lectura de la Palabra de Dios estuvo a cargo del presidente de la ARP, Dr. Germán Ruiz Aveiro, a quien le sucedió en una segunda parte del ritual la señora María Yolanda Moreno de Ruiz, y por último leyó el Evangelio la señora Maira de Barcos, esposa del Dr. Luis Barcos, técnico argentino de la OIE que vino a dar una charla magistral en la Expo.
 
Reducir la brecha
En su homilía, el padre Heyn hizo alusión a los versículos del apóstol Pablo, y en ese sentido se refirió a la necesidad de estar siempre unidos en el amor de Cristo para que haya más amor, solidaridad y lazos fraternales entre los hombres, y que esa relación espiritual tenga efectos en la rutina terrenal, para que, entre otras cosas, la brecha entre ricos y pobres pueda ser cada vez más estrecha.
En la parte de participación, se hizo una oración por los ex presidentes de la Asociación Rural del Paraguay, por la familia del actual titular de la ARP, Dr. Ruiz Aveiro, y las de todos los directivos y fieles presentes.
El celebrante pidió también un minuto de silencio para que cada feligrés le presente a la Virgen de Caacupé las solicitudes que quisiera para mejorar algún aspecto de su vida, su trabajo, su salud o una dificultad, o bien agradecer a la Madre de Dios por un favor recibido o el bienestar de la familia o un gracias por la vida.
Estuvieron presentes en la celebración el Ing. Carlos Pereira y familia; Dr. Sixto Miranda y señora; Ing. Jorge Lamar; Ing. Carlos Pedretti; Ing. Silvio Vargas Thompon y señora; Econ. Luis Fleytas Bogarín; don Mauro González y señora; don Remigio García y señora; Ing. Agr. Roberto Giménez; Dr. José Espínola; Ing. Miguel Angel Ruiz y familia; don Roque Fleitas y señora; Dr. Martín Cuevas; Ing. Rubén Maidana y Dr. Juan Rehnfeld, entre tantos otros directivos y miembros de la ARP.
También asistieron al oficio el ex presidente de la ARP, Dr. Juan Néstor Núñez, y señora Delia Perito de Núñez, a más del representante de la OIE para las Américas, Dr. Luis Barcos, y señora Maira de Barcos.
 
Luis Alberto del Paraná
En la parte final del oficio litúrgico, luego de ofrecer el sacramento de la eucaristía, el padre Heyn se dirigió a los fieles presentes y les dio la bendición en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
También le deseó éxitos a la Expo, y dirigió palabras de agradecimiento a la señora Carmen Santana, viuda del eximio cantante paraguayo Luis Alberto del Paraná, quien donó objetos de oro con los cuales orfebres realizaron la corona de la Virgen de Caacupé, que lució espléndida y radiante el artístico trabajo.
La señora Santana dijo que el gesto lo hizo en memoria de su fallecido esposo, a quien el sacerdote también recordó diciendo que su don para la música hizo que el Paraguay sea conocido más a través de Luis Alberto del Paraná que de los libros de historia.