Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Noticias Institucionales

ARP lamenta nuevos hechos de violencia a partir de las declaraciones del Monseñor Medina

Directivo pide a religiosos no usar los altares como tarima para pregonar posturas políticas ideologizadas.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- Desde el seno de algunos sectores de la Iglesia Católica se está propiciando la división del pueblo paraguayo entre quienes buscan salir de la pobreza sobre la base del sacrificio y el trabajo, y quienes lo quieren hacer por la violencia y el quebrantamiento de las instituciones, alentando a las invasiones a la propiedad privada y un ataque directo en contra de las inversiones y el capital.

Con este criterio, el presidente de la Comisión de Defensa de la Propiedad Privada de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Dr. Diego Torales, lamentó expresiones del Monseñor Mario Melanio Medina que atentan contra la paz en el campo y motivan la violencia, lejos de la conciliación que establecen los principios religiosos.

A continuación, trascribió las declaraciones del Monseñor Medina pronunciadas en las festividades de Caacupé, y pidió sacar conclusiones de valor de las mismas: “No podemos callar la humillación, el desprecio que ocasionan los poderosos a los pobres y a los débiles, no podemos seguir callando, por eso digo que estemos y vibremos en consonancia con el lema campesino: No más, no más desalojos, absolutamente, no más Guahory, no más Curuguaty”.

El obispo de Misiones y Ñeembucú dijo también en su homilía: “…ya no más resignación, ya no más conformismo, y en este sentido tenemos que asociarnos a los que luchan… por la no exclusión, y es hora, me parece a mi, que hay que dictar la consigna, el lema de los campesinos que en este momento es: Ya no más desalojos, ya no más desalojos”.

Acerca de estas expresiones, el Dr. Torales señaló que “las consecuencias de las infames palabras son inmediatas, y en la localidad de Guahory se ha desatado una nueva ola de actos vandálicos. Me pregunto si es esto lo que buscan algunos miembros de la Iglesia Católica, o están respondiendo más a sus formas políticas ideologizadas utilizando de tarima los altares de nuestra religión”.

El directivo rural aclaró que la ARP pregona el amor al trabajo y el respeto a las instituciones sobre la base del esfuerzo en equipo.

“Por lo tanto, lamentamos que nuevamente tengamos que estar padeciendo nuevos hechos de violencia a partir de las palabras de un siervo de Dios, quien en vez de predicar el amor y la reconciliación entre paraguayos, pregona la división y la violencia entre hermanos”, apuntó el Dr. Torales.