Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Noticias Institucionales

Honran con el nombre de “Don José Pappalardo M.” al edificio principal de la ARP

Destacaron su prolífica historia de vida y exitoso desempeño en los 14 años de gestión como Presidente.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- En medio de mucha emoción, y la satisfacción sustentada en la unidad gremial, descubrieron la placa que lleva el nombre de “Don José Pappalardo M.” en el edificio principal de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

Fue en el transcurso de un acto que contó con la presencia del vicepresidente de la República, señor Juan Eudes Afara; el presidente de la ARP, Dr. Luis Villasanti; miembros de la Mesa Directiva, integrantes de la familia Pappalardo e invitados especiales.

En la ocasión, el Dr. Villasanti recordó la prolífica historia de vida y el exitoso desempeño de Don José Pappalardo en los 14 años que se desempeñó como Presidente de la ARP, lapso en el cual realizó notables esfuerzos para consolidar la institución y dotarla de infraestructura para comodidad de todos los asociados.

En ese sentido, adquirió el primer local propio de la ARP con los fondos compensatorios que le proveyó el gobierno a la institución rural cuando se disolvió la Copacar (Corporación Paraguaya de Carne).

En esa misma época, lideró el traslado del Campo de Exposiciones, que se encontraba en el Jardín Botánico, a un predio propio de la ARP, de 5 hectáreas, en Mariano Roque Alonso.

Don José Pappalardo y su hijo mayor, Conrado, donaron después 17 hectáreas, y ya en la nueva sede Don José y su hijo mayor, Conrado, donaron los primeros 4 galpones.

También se pavimentaron la calle principal y las calles internas, se instaló el servicio de agua corriente y energía eléctrica, y a nivel institucional se decidió aprovechar las buenas relaciones con el Gobierno de entonces para que se respetara al sector ganadero y no se introdujera la política partidaria en el seno de la agremiación.

Muchas otras acciones y mejoras jalonan la gestión de Don José Pappalardo al frente de la ARP, en una saga que continuó posteriormente con su descendencia, cuyos representantes estuvieron presentes en el homenaje y agradecieron emocionados el gesto de las actuales autoridades del gremio rural de honrar la memoria de Don José perpetuando su nombre en el edificio principal de la institución.

“Creo que se ha hecho justicia con mi padre, que ha ofrecido sus años de vida, esfuerzo, sacrificio y espíritu de lucha por el engrandecimiento de la Asociación Rural”, expresó con emotivas palabras el Dr. Conrado Pappalardo, en una expresión compartida por descendientes del homenajeado que constituyen parte del sólido engranaje gremial actual de la Asociación Rural del Paraguay.