Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Noticias Institucionales

Homenajearán a Don José Pappalardo por su contribución para engrandecer la ARP

Será en la sede del gremio en Mariano Roque Alonso, durante un acto que contará con la presencia de sus directivos.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)--  La Asociación Rural del Paraguay (ARP) honrará al ex presidente Don José Pappalardo Montanaro, por su valiosa colaboración para la construcción inicial y mejorar la infraestructura del campo de exposiciones de la entidad gremial y tantas otras contribuciones que hicieron posible contar hoy día con un local grande y moderno, donde tienen cabida todos los productores.

El reconocimiento se hará en el transcurso de un acto a realizarse en la noche de este sábado 10 de diciembre en la sede de la ARP, en Mariano Roque Alonso, y contará con la presencia de los miembros de la Comisión Directiva Central, Presidentes de Regionales, titulares de Asociaciones de Criadores y Entidades Incorporadas, asociados e invitados especiales.

En primer lugar, está previsto el descubrimiento de una placa de reconocimiento en honor a “Don José Pappalardo Montanaro” por lo que en adelante el edificio principal de la ARP llevará su nombre.

Don José Pappalardo Montanaro fue presidente del gremio rural durante 14 años, y en ese tiempo adquirió el primer local propio de la ARP de doña Clementina Angulo Vda. de Gastón (que estaba ubicado en la calle Antequera, entre Herrera y Azara, de Asunción) con los fondos compensatorios que le proveyó el gobierno a la ARP cuando se disolvió la Copacar (Corporación Paraguaya de Carne), y posteriormente esta propiedad fue vendida.

En esta misma época, protagonizó el traslado del Campo de Exposiciones, que se encontraba en el Jardín Botánico, a un predio propio de la ARP en Mariano Roque Alonso.

Se trataba de un terreno de 5 hectáreas, cedida en venta y posteriormente donada por la empresa Robinson y Pereira.

Don José Pappalardo Montanaro y su hijo mayor, Conrado, donaron después 17 hectáreas, que se sumaron a las tierras transferidas por Robinson y Pereira.

Durante su presidencia se construyó toda la infraestructura básica del Campo de Exposiciones, y casi todos los galpones donde se alojan los animales durante la Expo, de los cuales los 4 primeros galpones fueron donados por Don José Pappalardo y su hijo mayor, Conrado Pappalardo (testigo, José M. Palumbo, constructor).

Se deben también a Don José Pappalardo el ruedo, la avenida principal, casi todas las calles internas cementadas, el sistema de agua corriente con el pozo artesiano y el tanque elevado que está en el centro del Campo de Exposiciones como un emblema que lo identifica.

También se le acredita la instalación eléctrica del lugar, entre otros logros de su prolífica actividad gremial que serán reconocidos con sobrada justicia.