Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Noticias Institucionales

Evaluación positiva en Expo Canindeyú

Los productores son más eficientes y mejores en los procesos de inmunización de ganado vacuno afirma la ARP. LA PALOMA, CANINDEYÚ (ARP) -- Con un acto digno de mención, la Expo Canindeyú bajó el telón luego de mostrar a propios y extraños cómo es posible administrar recursos y sumarles valor agregado de innovación, creatividad y calidad de gestión para consumar un acontecimiento calificado como auténtico espectáculo de trabajo, en un momento que se habla de crisis y de grietas sociales que buscan imponer los enemigos del trabajo instalados en la propia esfera del Gobierno bajo el nombre de carperos o cualquier otra denominación  referencial.
“No bajemos la guardia, sigamos contestando a los aventureros y a los agitadores sociales con estos espléndidos espectáculos de trabajo y dedicación, como éste que nos brinda Canindeyú, ejemplo para el país”, dijo el presidente de la Asociación Rural del Paraguay, Dr. Juan Néstor Núñez.
La inauguración del evento tuvo todo el tinte de histórico, teniendo en cuenta que se batieron récords de presencia de público, de cantidad de expositores y de calidad de animales en exhibición, que pintan a cuerpo entero “la prodigalidad de esta tierra bendecida con la producción y el trabajo”, según el titular del gremio rural nacional.
El Dr. Núñez no ahorró elogios para calificar la muestra, y tampoco retaceó adjetivos para recordar a las personas y grupos que no trabajan sino vegetan, viven a expensas de los demás y, lo peor, se dedican a mirar exitosas propiedades vecinas para ocuparlas, invadirlas y sacar provecho del esfuerzo ajeno, con la mirada cómplice de sus amigos del Gobierno.
 
Oportunidad para todos
“Hace 23 años iniciamos el camino de la democracia, cuando asumimos entonces el compromiso de hacer cada día mejor las cosas para que todo campesino paraguayo con verdadera vocación tenga la oportunidad de salir de la pobreza convirtiéndose en un productor agropecuario exitoso y próspero”, recordó el Dr. Núñez.
Añadió que muchas de esas metas todavía están lejos de ser alcanzadas, “pero de algo tenemos que estar seguros: la búsqueda de esos objetivos sólo puede hacerse por la vía de la democracia representativa y participativa, al amparo de todas las garantías constitucionales, lejos de las peligrosas aventuras que nos propone el “castro chavismo” que permanece al acecho”.
Este punto ocupó un espacio importante del discurso del presidente de la ARP porque, según sus mismas expresiones, la democracia del Paraguay está en peligro con ideologías foráneas “que están abriendo las puertas al deterioro de las instituciones”.
“Leemos y oímos a diario lo que dicen operadores políticos cercanos al Gobierno. Vemos cómo buscan por todos los medios posibles desalentar a los productores cerrándoles el camino a los avances científicos, en especial a la biotecnología, el uso de los organismos genéticamente modificados que pueden agregar competitividad al agro paraguayo”, afirmó.
Recordó que Argentina y Brasil ya los están usando en forma creciente y por eso pueden permanecer y crecer en los grandes mercados mundiales, “pero los socialistas bolivarianos emplean todo su tiempo inventando leyes, sacando reglamentos, retardando en forma criminal la incorporación al agro de estos avances tecnológicos.
Ya es evidente que buscan, por todos los medios posibles, destruir un sector que es responsable del 60% de nuestras exportaciones”, expresó en referencia a la producción agropecuaria del Paraguay.
 
Permanecer vigilantes
Pidió a todos permanecer vigilantes y atentos ante los crecientes intentos de profundizar la crispación social que se multiplica día a día, entre ellos los ataques a las propiedades, con crecientes actos de destrucción de bienes, las invasiones y usurpaciones de fincas rurales cada vez más frecuentes y osadas.
Fustigó “el reconocimiento que el Gobierno les da a estos delincuentes llevándoles comida, carpas, escuelas y puestos de salud a sus propios asentamientos ilegales”, añadiendo que estos hechos “son indicativos de que hay un plan maestro de hostigamiento al productor propietario bajo la excusa insostenible de estar impulsando la reforma agraria”.
Ante toda esta situación, recomendó a los productores no bajar la guardia.
“Sigamos contestando a los aventureros y a los agitadores sociales con espléndidos espectáculos de trabajo y dedicación como este que nos brinda Canindeyú, ejemplo para el país”, remarcó, en referencia a la Expo Canindeyú.
Sobre este punto, dijo que se trata de una auténtica fiesta del trabajo, la producción, la innovación, la inversión y el coraje para hacer frente a las adversidades y las persecuciones.
“Hoy es un día de fiesta aquí en La Paloma, en este magnífico campo de exposiciones que honra a la gente trabajadora de Canindeyú. Por eso es también un día de fiesta para todo el país. Lo es para la gente de bien, que no concibe otra forma que el trabajo como el único camino hacia la dignidad y la autosuficiencia”, apuntó.
Comentó que “hoy la ganadería, la agricultura, la industria, la artesanía, el comercio y los servicios, todo lo que abarca la creatividad del hombre y la mujer se dan la mano una vez más, como hace 14 años vienen haciéndolo en este predio que recuerda la memoria de don Wilfrido Soto”.
El Dr. Tito Núñez también hizo mención de los avances, logros, desarrollo y progreso en una comunidad que no se deja desalentar por sequías ni por mercados que se cierran o por adversidades semejantes.
“No vemos cabezas bajas ni rostros tristes o derrotados. Vemos rostros altivos, iluminados por la satisfacción de ver una vez más este magnífico desfile de lo mejor de cada rubro de trabajo en la región”, expresó.
Sobre el caso de aftosa registrado el año pasado, dijo que se trató de un accidente y tras reconocer la dura experiencia dijo que el hecho ha dejado enseñanzas.
Abundó en detalles sobre el punto diciendo que hoy día los productores son más eficientes y mejores en los procesos de inmunización, instalando un nuevo sistema que ya ha posibilitado la vacunación de más de 13 millones de cabezas de ganado vacuno.
“Esto habla de nuestra capacidad de reacción y de la seriedad con que se abordan todas las cosas en la producción pecuaria en el Paraguay”, recalcó.
Ante un auditorio selecto, integrado por el vicepresidente de la República, Dr. Federico Franco; el ministro de Industria y Comercio, Francisco Rivas; la gobernadora departamental, Cristina Villalba; el presidente de la Regional Canindeyú de la ARP, Francisco Viancheto; el vicepresidente 1º de la ARP, Dr. Germán Ruiz Aveiro, y el vicepresidente 2º del mismo gremio, Dr. Manuel Cardozo, resaltó el hecho de que “la nueva etapa en la sanidad bovina nacional se lanzó aquí, en este departamento, con una de las ganaderías más dinámicas y de rápido crecimiento del país”.
Dijo que en esta nueva etapa la ganadería paraguaya abrió de par en par sus puertas a todos los organismos de salud animal que quisieron auditar el proceso, y que el resultado fue la aprobación y la certeza de que a no muy largo plazo nuestro país recuperará el estatus de país libre de aftosa con vacunación.
 
Se nos abren las puertas
“Y como todo lo que se hace bien tiene su premio, hoy se nos abren de nuevo las puertas de uno de nuestros destinos de exportación más importantes: Brasil, que ya nos compra de nuevo carne y menudencias, y anuncia su decisión de comprar ganado en pie próximamente”, apuntó.
Calificó esta situación como buena noticia, y también el hecho de que el primer trimestre de exportaciones de carne del 2012 es el segundo mejor trimestre después del excepcional enero-marzo del 2011.
El Dr. Núñez bregó porque el trabajo conjunto en pos de objetivos comunes continúe sin pausas “porque la unión de fuerzas trae mejores resultados, de la misma manera que la integración deja de ser una palabra hueca para cobrar profundo significado a lo largo y ancho del territorio nacional con el encuentro fraterno de hombres y mujeres de todas las culturas y procedencias, unidos por el ideal del trabajo y el progreso en paz jurídica y social”.
El departamento de Canindeyú está ubicado en el extremo noreste del Paraguay, en la frontera con Brasil, de donde son oriundos muchos productores que han instalado en la zona una cultura de trabajo, honestidad y sacrificio, obteniendo frutos extraordinarios, al punto que la zona es capaz hoy día de alimentar a 10 millones de personas durante seis meses del año, y colabora con el 18,8 por ciento de la producción agropecuaria paraguaya, como señales elocuentes de su capacidad de producción.
En la parte final de su alocución, el presidente de la ARP pidió nuevamente al país estar alerta ante nuevas formas de atentado contra la producción que se levantan amenazantes en el horizonte.
“La forma de combatir esta amenaza es no aflojar ni un milímetro en este proceso de llevar al Paraguay a mejores días con libertad, con democracia y con un compromiso irrenunciable con el trabajo que otorga dignidad a las personas”, advirtió.
“No debemos hacer lugar al odio ni al resentimiento. No debemos permitir que se inculque la lucha de clases porque eso no está en nuestra tradición ni en nuestra forma de vida. No debemos permitir que se predique la idea de que para tener algo, en lugar de trabajar, hay que quitárselo a otro”, remarcó, tras lo cual dio su adiós a la Expo Canindeyú, en lo que fue su última presentación oficial antes de dejar la titularidad de la ARP en manos de un sucesor que será electo en la Asamblea General Ordinaria el próximo domingo 29 de abril de 2012.